A modo de recuerdo, y de cara a la campaña de este domingo, solemnidad de Corpus Cristi y Día de la Caridad, publicamos un artículo de Cáritas sobre la mayor desgravación fiscal desde la última reforma del IRPF. ¡Ojalá que anime a muchos a aumentar sus cotizaciones!

Cáritas – Ahora tu generosidad tiene más valor

La reforma fiscal, que entró en vigor en enero de 2015, trajo consigo una buena noticia para el mundo de la solidaridad: el aumento de las deducciones para las personas físicas o jurídicas que realizan donaciones a entidades sin fines lucrativos.

Para los donantes que apoyan económicamente a Cáritas, esto supone que pueden desgravarse más en su declaración de la renta y que nosotros podemos ayudar a más personas gracias a su generosidad.

Estas son las novedades más significativas de la reforma para las personas físicas y con más impacto fiscal para nuestros colaboradores:

1.       La deducción del 50 por ciento en el IRPF para los primeros 150 euros donados por persona física en el conjunto de sus donativos durante este año fiscal de 2015. Este porcentaje es provisional solo para 2015, ya que a partir de 2016, ascenderá al 75 por ciento para los primeros 150 euros.

En el caso de que un donante efectúe donaciones a Cáritas Española y/o a su Cáritas Diocesana o Parroquial, este podrá elegir la entidad con la que se desgravará sus primeros 150 euros.

2.      El aumento en la desgravación para todas las donaciones en general (y para el exceso sobre los primeros 150 euros donados), que en el ejercicio fiscal de 2015 será del 27,5 por ciento, y en el de 2016, del 30 por ciento.  

3.       El premio a la fidelidad. A partir de los 150 euros, las personas que en tres años consecutivos hayan donado el mismo importe o superior a Cáritas, verán reconocida su fidelidad. Tendrán una deducción del 32,5 por ciento en 2015 (en lugar del 27,5 por ciento del que hablábamos antes) y del 35 por ciento a partir del ejercicio 2016.

Así, por ejemplo, si durante 2015 una persona dona 200 euros a Cáritas Española o una Cáritas Diocesana o una parroquial y ha colaborado con la misma cantidad durante 2013 y 2014, le devolverían 91,25 euros en su declaración de la renta 2015. Y si continúa con esta colaboración o la incrementa en 2016, la desgravación en el IRPF sería de 130 euros.

Todos estos incrementos en la desgravación se reflejarán en la declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2015, que se realizará en 2016.

Sin vosotros, nuestro trabajo no sería posible

En Cáritas entendemos que esta reforma es una gran oportunidad para los que confían en nosotros. Si aportan la misma cantidad que hasta ahora, les devolverán más en la declaración de la renta, y si aumentan su colaboración, el esfuerzo inicial se verá también recompensado.

De esta manera, nuestros colaboradores pueden contribuir aún más a la puesta en marcha de nuestros programas nacionales y proyectos de cooperación internacional. Y ello sin que les suponga un esfuerzo económico añadido.

Por eso, queremos darles las gracias por su compromiso con las personas más vulnerables de  la sociedad, reiterar que sin ellos no sería posible nuestro trabajo y recordarles que ahora su generosidad tiene más valor.

Cáritas – Septiembre 2015

Related Post