OK Comunión a los enfermos | Parroquia Padre Nuestro

Todos los domingos, el grupo de visitadores de enfermos y ministros extraordinarios de la comunión van a visitar a las personas impedidas que no pueden participar en la Eucaristía de la parroquia, para llevarles la comunión a sus casas.

Es una tradición vieja en la iglesia el que personas voluntarias de la comunidad se prestan para ir a las casas de las personas que previamente han solicitado la comunión a través del teléfono del despacho parroquia o mediante algún vecino o familiar.

El sacerdote va a visitarles dos veces al año: un dia de la Navidad y el jueves santo. Y, por supuesto, siempre que lo necesiten.

Sentimos mucho que en algunos casos, personas que viven con sus hijos se vean privados de la comunión porque éstos no lo creen necesario, negándoles a sus mayores algo que ellos quieren y desean fervorosamente:  poder recibir la sagrada Comunión como miembros de la comunidad. Solicitamos que sea respetada la voluntad de nuestros enfermos.